Sunday, January 04, 2015

DIO LEADMAN TRADE TIRO DE GRACIA A INDUSTRIA MEZCALERA

Al pueblo de México:
cc: Presidente de la República, Enrique Peña Nieto

Rafael Antonio Olvera Amezcua, autor del que sea quizás el mayor fraude financiero en la historia del sector ahorro mexicano, al robar por lo menos 2 mil 700 millones de pesos y afectar el patrimonio de más de 6 mil personas, pero que sin embargo no tiene acusación formal por parte del gobierno de México, no comenzó su carrera fraudulenta con Ficrea.

Sus fraudes, producto de una cadena y redes de complicidad e impunidad, están documentados desde varios años atrás, a través no sólo de Ficrea sino de tres de sus empresas relacionadas, Leadman Trade, Baus & Jackman Leasing y Monka, y otras más. Y esto con la colaboración de personajes de la clase política mexicana, como veremos en este ejemplo.

A continuación va la historia de cómo este personaje, Rafael Antonio Olvera Amezcua, causó un daño muy grave a una industria emblemática del estado de Oaxaca, en complicidad con personas con poder político.

Como preámbulo, resulta que  en marzo de 2011, la diputada federal del PRI, por un distrito de Oaxaca, Sofía Castro Ríos presentó una iniciativa de ley dirigida a endurecer las penas por el delito de fraude, en el Código Penal Federal. (Leer aquí su iniciativa). Amigos interesados y afectados por el caso Ficrea, lean el artículo 386 del Código Penal Federal (Leer aquí) y se darán cuenta que las penas por fraude son realmente ridículas, con un máximo de 12 años de cárcel sin importar que el monto defraudado sea mayúsculo.

Esta diputada Sofía Castro Ríos presentó entonces una muy interesante iniciativa, que básicamente buscaba incrementar las penas por el delito de fraude, con hasta 20 años de cárcel por montos grandes.

La hoy funcionaria del gobierno federal Sofía Castro Ríos tuvo tratos directos 
con Leadman Trade, de Rafael Olvera Amezcua, meses después 
de retirar una iniciativa para incrementar penas por fraude. Foto: InformativOax.com

El fundamento y justificación de la iniciativa de ley presentada por la entonces diputada Sofía Castro Ríos, estaban enfocados hacia los fraudes cometidos por instituciones de ahorro popular, tanto no reguladas, como las reguladas. Los argumentos de la iniciativa establecen que aunque existe un marco regulatorio (leyes de ahorro popular), el endurecimiento de penas federales tenía como objetivo evitar que instituciones como Cajas de Ahorro, Sofipos, y Cooperativas sigan teniendo "manga ancha para seguir defraudando ahorradores con la complicidad corrupción y negligencia de las autoridades y la ignorancia de quienes depositan sus ahorros".

Pero esta iniciativa, tan bien justificada no fue aprobada por la Cámara de Diputados, cuya mayoría en ese entonces, 2011, era ostentada por el PRI. Es difícil saber qué pasó, si la diputada retiró la iniciativa, ni las razones por las que se rechazó. Hoy en día, se sigue teniendo en el Código penal federal las penas laxas que contemplan un máximo de sólo 12 años de cárcel por cometer un fraude por montos mayores.


El agave y el maguey se usan para
 producir mezcal en Oaxaca. Foto: http://theakumalian.com/

Sólo nueve meses después de que esa iniciativa no prosperó, salió a la luz un hecho bastante curioso: la diputada Sofía Castro Ríos gestionó un crédito con dinero del gobierno de su estado natal, Oaxaca, y del gobierno federal, para una planta de tratamiento del maguey y el agave. Resulta que el beneficiario de esta planta sería la Unión de Sociedades de Producción Rural denominada  “Magueyeros Chontales y Zapotecos de Yautepec”, cuyo presidente de consejo y representante legal, es el hermano de la entonces diputada, José Castro Ríos.

Hasta aquí todo parece un conflicto de intereses, al beneficiar a un familiar, lo cual está mal, pero hay más. Pues resulta que el gobierno de Oaxaca, encabezado entonces por Ulises Ruíz, aprobó otorgar al proyecto 57 millones 786 mil pesos en dinero federal y estatal a la organización del hermano de Sofía Castro.

Y es aquí donde aparece en escena... ¿quién creen ustedes?.... Leadman Trade S.A. de C.V., propiedad de Rafael Antonio Olvera Amezcua. Resulta que Leadman Trade, por adjudicación directa, resultó el encargado de arrendar equipo y maquinaria para construir la planta de tratamiento del maguey y el agave, con dicho presupuesto de 57 millones 786 mil con 43 pesos.

Es decir, Leadman Trade y su dueño, implicados hoy en un fraude dentro del sistema financiero mexicano, por al menos 2,700 millones de pesos --delito que la diputada buscaba que fuera más castigado pero cuya iniciativa no prosperó-- sale en 2012 con un negocio con la familia de la diputada susodicha, y todo con dinero oaxaqueño y del resto de los mexicanos.

Para no hacer muy larga esta historia de mezcal, (el caso detallado puede leerse aquí), resulta que el precio final de la planta de tratamiento resultó ser del TRIPLE del costo originalmente pactado. Es decir, el gobierno de Ulises Ruiz en Oaxaca otorgó finalmente a la organización encabezada por el hermano de la diputada --hoy delegada federal en Oaxaca de la Secretaría de la Reforma Agraria (hoy Sedatu)--, a través de Leadman Trade, la inflada cifra total de  167 millones 151 mil 436 pesos.

Esta irregularidad salió a la luz pública en enero de 2012, cuando el diario Excelsior publicó una nota (Leer aquí) donde se implicaba a la diputada Sofía Castro y a Leadman Trade en un fraude contra el erario del estado de Oaxaca y del resto de los mexicanos.

En ese entonces, la diputada Sofía Castro había anunciado que buscaría la candidatura al Senado por Oaxaca, por su partido el PRI. La diputada Castro se defendió, negó la acusación de fraude, dijo que todo era un ardid político para frenar su aspiración a llegar al Senado. (Leer nota aquí)

En una entrevista en ese mismo enero de 2012, al programa de radio del periodista Ruiz Healy, la candidata al Senado, Sofía Castro, volvió a negar las acusaciones y argumentó que el precio más alto al proyectado de la planta de tratamiento del agave, se debía a que era una planta muy sofisticada y moderna, que además de mezcal, producía inulina, que es un endulzante natural del agave, y miel de la misma planta, con valores nutricionales. (Ver nota aquí)

Meses después, Sofía Castro perdió la elección al Senado, pero al comienzo del nuevo gobierno federal del PRI, fue nombrada delegada federal de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu, la ex SRA) en Oaxaca.

Ha pasado el tiempo. Leadman Trade S.A. de C.V. fue intervenida por la PGR en noviembre pasado, y su dueño, Rafael Antonio Olvera Amezcua, acusado de fraude multimillonario, aunque sin órdenes de aprehensión a la fecha y Sofía Castro es funcionaria federal.

¿Y qué pasó con la planta que produciría mezcal, inulina y miel de agave y que costó más de 167 millones de pesos? Pues que la planta no produce mezcal, ni inulina ni miel de agave.

Según una investigación del sitio web Estado20 (Leer aquí) la industria mezcalera de Oaxaca ha visto disminuir año con año su producción. El gobierno de Oaxaca ha actuado con favoritismo y corrupción no sólo en el caso de la planta mencionada en esta historia, sino de muchas otras plantas mezcaleras que ha regalado a algunos empresarios, con la justificación de que promueve esa industria local.

La realidad es que la industria mezcalera de Oaxaca, está por la calle de la amargura, y el caso de la planta financiada por Leadman Trade, es el más emblemático de lo que ha sido un robo a los recursos de todos los mexicanos, en especial de los oaxaqueños.

Invitamos a medios oaxaqueños, los periódicos, y otros  para que retomen esta historia, para que investiguen y nos envíen fotos y testimonios de cómo esa planta de mezcal se encuentra cerrada, sin producir para lo que fue creada.

----------------------------------
Responsable de este blog: Jorge Eduardo Jiménez
En Twitter: Ehecatl6
En Facebook: https://www.facebook.com/jorge.e.jimenez3
Correo-e: ibetyouwishyouwererighthere@gmail.com

3 comments:

Erika Hernandez Martinez Ahorrador ficrea said...

Uno más asi se les va ir cayendo sus cochinadas a los politicos que se beneficiaron con su compinche fraudulento Rafael Olvera A.

Antonio Villafuerte said...

Rafael Olvera , mas bien parece un hueso duro de roer, me explico , en base a la recien orden de aprehension girada por un juez federal contra del susodicho , lo que debe de llamar la atencion , son los cargos que generaron esta orden , manejo de recursos de procedencia ilicita , nuestros ahorros son ilicitos? , delincuencia organizada ? , estos delitos , son dificiles de probar y mas en un privado , por lo que no dudo que salga sin ningun problema, por lo que respecta a lo que supuestamente hizo , que fue fraude y hasta esta cuantificado por $2,700 millones de pesos , no hay ninguna acusacion , quien se supone que haria la acusacion , nosotros? , la PGR ? , porque la CNBV , que es la cuantifico el monto no presento nada ? o sera que no hay nada y los cargos son los que ahora se manejan para inculpar desde una autodefensa de michoacan , como inculpar a un edil corrupto , o ahora al villano favorito Olvera?, no se nada de leyes aclaro , pero lavado de dinero !!? a este tipo que si algo sabe hacer es manejar esas situaciones , en funcion al calibre de personajes con los que anda , caso concreto su apoderado y socio en España , el tal Cruz,ya bien investigado en este sitio, que se codea con investigadores de la talla de Juan Carlos Buscaglia.
Esto si va estar bueno , a ver como le comprueban los delitos , porque el de fraude que parece ser el mas obvio , nadie dice ni pio, o que debemos ser nosotros , vuelvo a repetir , si jamas hemos estado al tanto de la contabilidad de FICREA? , ni de nada?.
Esto lejos de resolverse

Jorge Eduardo said...

Hola Antonio, el lavado de dinero, en el código penal federal se llama operación con recursos de procedencia ilícita. Si hizo un fraude con recursos ajenos --los nuestros-- desde ese momento esos recursos son ilícitos. Entiendo que no es que nuestros ahorros sean ilícitos. Por oficio de ley, ese delito es denunciado por SHCP. En cuanto al de delincuencia organizado, también es Hacienda la que debe perseguir de oficio. Falta que nosotros, los ahorradores, interpongamos denuncias por fraude, abuso de confianza, destrucción de archivos del sistema financiero, etc etc. Claro, todo esto está abierto a la libre discusión y a la estrategia que planee seguir cada abogado. Saludos