Monday, February 23, 2015

Los ahorradores defraudados vamos al Congreso

Al pueblo de México:
Al presidente de la República, Enrique Peña Nieto:
A los legisladores de la República:

DIARIO DE UN INVERSIONISTA DEFRAUDADO: Hoy martes 24 de febrero de 2015, Día de la Bandera de México es un día importante, día en que se conmemora la firma del Plan de Iguala (1820), que marcó el rumbo hacia la verdadera Independencia de México, y se crea la bandera trigarante.

También es hoy un día importante para los afectados por Ficrea. Por primera vez, el grupo de víctimas de este delito craso, defraudación y robo, estaremos presentes en un acto oficial del Estado en niveles importantes.


¿Que somos capaces de hacer por defender 
a nuestra suave Patria, simbolizada en nuestra bandera?

El acto oficial de hoy, al que acudiremos una comisión de 10 ciudadanos defraudados, es una sesión con un grupo de trabajo de diputados y senadores de diversidad de partidos políticos creado expresamente para solucionar el problema causado por el desfalco de Ficrea S.A. de C.V. SFP, institución regulada por la CNBV y supervisada por Condusef.

Ese acto es un reconocimiento a nuestra ciudadanía. Permitirnos ser escuchados en un foro como los salones del Congreso de la Unión es lo mínimo que debe esperar un ciudadano, víctima de un crimen social, bajo la protección de las leyes de su nación.

Hubiéramos querido que el gobierno federal, en niveles de decisión, aceptara recibirnos un poquito antes --no lo ha hecho todavía--, en actos formales y oficiales después de la revocación y liquidación de Ficrea.

El punto medular de la mesa de trabajo de hoy, será que los legisladores escucharán una propuesta técnica y jurídica para pagar a todos los ahorradores defraudados.

Esta propuesta será presentada, a nombre de todos los afectados, por ahorradores en esta comisión de 10 que dominan temas contables, financieros y las leyes relacionadas a estos ámbitos. Y no sólo serán escuchados mañana por los legisladores, sino por sus equipos de asesores técnicos.

Su servidor, junto con otro equipo de esta comisión de 10, pedirá a los legisladores que exista un acuerdo general para pagar PRIMERO a las personas de grupos vulnerables (jubilados por vejez, enfermos, gente que cayó en la pobreza por este crimen --sí señores ¿lo sabían?--, agobiados por las deudas), inclusive a quienes hayan perdido por encima de la cantidad del seguro de protección de Sofipos.

También pediremos a los legisladores que nos den a conocer el proyecto de ley de Ahorro Popular que fue mencionado por el Presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Fabio Beltrones, para saber a detalle si existen beneficios para los ahorradores defraudados de Ficrea y para que la propuesta toda sea conocida por la opinión pública. Y que además, ese proyecto de ley  sea turnado a la brevedad a todos los diputados y senadores para su discusión y eventual aprobación.

También exigiremos que se exija al gobierno federal ir a fondo en la investigación de todos los delitos cometidos en el fraude en Ficrea, incluido indagar si hubo delitos cometidos por funcionarios públicos.

Les estaremos informando.

REFLEXIÓN SOBRE LA PATRIA Y LA BANDERA

Ayer un célebre cineasta mexicano, un chingón --perdón, vocabulario de cineastas-- dijo a la prensa, tras un acto en Hollywood, después de recibir un premio, lo siguiente: "Dedico este premio a mis compatriotas mexicanos. Rezo para que podamos hallar y construir el Gobierno que nos merecemos".

Tiene razón Alejandro González Iñárritu, el cineasta ganador. Sólo que el gobierno que nos merecemos somos nosotros, nosotros gobernamos a través de nuestros mandatarios, representantes y de nuestras cortes. Los ciudadanos como pueblo, somos los gobernantes de la República y mandamos, mientras las leyes nos marcan los límites y derechos a que estamos sujetos.

El Estado tiene que usar las leyes --E INCLUSO los vacíos en las leyes que no lesionen derechos-- a favor de los más vulnerables y de las víctimas de crímenes de todas clases, incluidos a los crímenes sociales. Llámense fraudes de financieras populares --¿alguien todavía tiene la idea de que el caso de Ficrea es único y atípico?--, matanzas por crimen mafioso o por odio, desapariciones, abuso de autoridad y largo etcétera.

Los ciudadanos debemos obligar a los políticos a utilizar las leyes de esa forma y a trabajar a favor del pueblo, en el día a día del servicio público, sobre todo en los puestos de decisión, ya que todos reciben salarios del dinero de los contribuyentes.

En México, las personas que reciben sueldos del dinero de los contribuyentes --de los ciudadanos, del pueblo pues-- están demasiado acostumbrados a servirse entre ellos mismos, a sus propios intereses y después, en un segundo lugar, a servir al pueblo. Desgraciadamente, a los líderes en el gobierno --los puestos de decisión-- se les olvida poner el buen ejemplo y caen en al menos, faltas de conducta. Y permiten estas faltas en sus subordinados. De nuevo digo, los que caen en estas prácticas, no es que no sirvan al pueblo, sí lo sirven, pero sólo después de servirse ellos. Y con cierta frecuencia, eso de servirse entre ellos, degenera dentro de las instituciones del estado, en ciertos estratos, en actos ilícitos y/o actos inmorales. Alistaré algunos:

  • Fraude al Estado (El código penal federal tipifica así el fraude: "Comete el delito de fraude el que engañando a uno o aprovechándose del error en que éste se halla se hace ilícitamente de alguna cosa o alcanza un lucro indebido").
  • Aceptación de sobornos (la Real Academia Española de la Lengua (RAE) define soborno como: "corrupción de alguien con dádivas para conseguir de él algo". Miren, la RAE usa la palabra "corrupción" y ese "algo" suena como siniestro)
  • Venta de influencias y venta de protección (esto como que suena a ese "algo" que menciona la RAE en el segundo elementos de la lista)
Son tres clases de ilícitos y/o actos inmorales. quizá haya más, pero  ¿No representan en México estas tres categorías demasiados delitos y actos de inmoralidad pública? Y lo preguntamos con tristeza por supuesto.

Claro que no todos los políticos ni en todos los rincones del Estado se cometen estos ilícitos, pero igual están diseminados, como decía, en diversos estratos, como un virus, y por todas partes, tanto en gobiernos, congresos y cortes de tres ámbitos de la República, que son la federación, el estado y el municipio. Y por supuesto en las burocracias sindicales oficiales y en los partidos políticos. Y gran parte de las personas que caen en estos ilícitos y/o actos inmorales dentro de la República son personas que viven del dinero de los contribuyentes, y de la venta de nuestro petróleo. ¿Qué tanto está esparcido ese virus? No lo sé, pero me parece que abunda. ¿Ustedes que opinan?.

Algunas personas piensan que ese virus --o sea esos ilícitos y/o actos inmorales-- no pueden comprometer la salud del formidable Estado mexicano. Pero la realidad es que sí compromete la salud y estabilidad del Estado, de nuestra República. 

Tengamos cuidado porque cuando un enfermo pierde la estabilidad en su salud entra en crisis. La palabra crisis en su origen es médica. Una crisis es una pérdida de estabilidad, en la que el paciente puede mejorar o puede empeorar y mucho. Por extensión, la palabra crisis se usa también para maquinarias y sistemas complejos. Hace algunos años se pronunciaba demasiado seguido en México la palabra crisis. ¿Qué, quién o quiénes provocaban esas crisis? ¿Quién se acuerda?

Saludos

----------------------------------
Responsable de este blog: Jorge Eduardo Jiménez
En Twitter: Ehecatl6
En Facebook: https://www.facebook.com/jorge.e.jimenez3
Correo-e: ibetyouwishyouwererighthere@gmail.com

1 comment:

Antonio Villafuerte said...

¿Cuales son los nombres de los 10 ,que se les permitira participar en esa platica con los legisladores de ambas camaras? , y que ademas lo hacen a nombre de todos , los que todavia estamos involucrados en el asunto Ficrea -- alrededor de 4,000 ahorradores --.

¿ Esos 10 fueron elegidos democraticamente?